Cuáles son los diferentes tipos de control de plagas

El control de plagas ha sido una preocupación para los seres humanos desde siempre. Los seres humanos no siempre se llevan bien con los demás habitantes del planeta. Un propietario de una casa tiene muchas opciones si quiere llevar a cabo su propio control de plagas.

Cuáles son los diferentes tipos de control de plagas

Los tipos de control de plagas que puede ejercer son poniendo cebos o trampas, la fumigación, los insecticidas y el control orgánico.

Los propietarios tienen que estar bastante seguros del tipo de plagas que está tratando antes de intentar controlarla. Algunas plagas son fácilmente identificables, tales como ratones o cucarachas, pero en otras, se debe realizar un seguimiento más intensivo. Si ves que te sobrepasa, puedes llamar a un profesional en el control de plagas.

Los profesionales en el control de plagas, a veces se les conoce como exterminadores. Muy a menudo son llamados después que el propietario haya intentado remedios por su cuenta, con poco o ningún éxito. Ellos usan básicamente los mismos tipos de métodos que utiliza una persona normal, pero a menudo tienen acceso a productos químicos y otras técnicas a las que un propietario no puede tener acceso. La ventaja de contratar a un profesional, además de mejores métodos, es que será capaz de identificar exactamente cuál es la plaga que está ocasionando el problema. Este conocimiento le permite apuntar con precisión los métodos de exterminio a la plaga en cuestión.

Un profesional puede decidir que el cebo, por ejemplo, es el mejor método para resolver un problema. Esto puede implicar un cebo de interior o un cebo al aire libre, que por lo general conduce a una trampa donde se elimina la plaga. Los ratones y otros roedores, son controlados a menudo de esta manera.

La fumigación por lo general implica "abombamiento", un método complicado en el que se tiene que rodear una casa con material de tienda de campaña e inundarla con un gas venenoso. Este es un método costoso, pero puede ser la única manera de conseguir que una plaga desaparezca. Se suele rociar un insecticida en el interior de la casa, por lo general en los lugares donde las plagas se congregan o crían.

Diferentes métodos de control de plagas

Algunos propietarios pueden querer un método de control de plagas más seguro para los seres humanos y con el que se sientan más humanos. Las trampas en vivo que capturan los insectos vivos y sanos y salvos son populares y permiten que las plagas se lleven a otros lugares y sean puestas en libertad. Los métodos de control orgánicos pueden implicar el uso de sustancias naturales como el aceite de menta, hierbas o incluso otros pequeños organismos. Algunos otros organismos que no son plagas de sí mismas, sino que son sus enemigos naturales.

Debes tener cuidado al usar cualquier método de control de plagas. Algunos son peligrosos y deben llevarse a cabo por un técnico cualificado.