Cómo puedo controlar plagas de las plantas de mi casa

El control de las plagas de plantas de casa consta de tres actividades principales, la identificación correcta de las plagas, el tratamiento adecuado de las plagas actuales, así como la prevención de futuras o del aumento de las poblaciones de plagas.

Cómo puedo controlar plagas de las plantas de mi casa

La correcta identificación y el conocimiento de las plagas comunes de las plantas de casa asegura la utilización de los tratamientos y medidas preventivas. El tratamiento de las infestaciones de plagas activas implican la elección del propietario de la planta de opciones naturales o químicas o de una combinación de ambos métodos. En cuanto a la prevención, la compra de plantas para casa debe ser tan sólo de plantas saludables, la práctica de una buena higiene personal y la inspección periódica de las plantas de interior son la clave.

Ciertos tipos de plagas de las plantas de la casa son más comunes, sin importar el tipo de planta. Otros tipos de plagas son atraídas por tipos específicos de plantas, suelo o condiciones ambientales. Del mismo modo, la presencia de algunas plagas, como pulgones, atraerá a plagas de depredadores como hormigas, causando mayores daños o molestias. Comprender qué tipos de plagas son comunes en las plantas y los factores que las atraen son cruciales para el control de plagas de las plantas de tu casa.

Las plagas comunes de las plantas de tu casa incluyen hormigas, pulgones, mosquitos, cochinillas, ciempiés, ácaros, escamas, babosas y moscas blancas, para nombrar algunas de ellas. Los pulgones se alimentan de savia y como las escamas o las cochinillas, producen una sustancia conocida como melaza. La presencia de melaza en las hojas de las plantas, reconocibles por el aspecto brillante natural de las hojas, atrae a plagas de depredadores como hormigas y avispas. Mientras que las hormigas pueden construir colonias subterráneas en las raíces de las plantas causándole daños, las avispas depredadoras se consideran un insecto beneficioso, ya que las avispas no contribuyen al daño a la planta.

Atraer a los insectos benéficos es un método natural de tratamiento de una infestación de las plagas. Otras opciones para el control natural de plagas incluyen la poda de hojas y tallos afectados, la cosecha manual grandes plagas y el lavado con agua caliente. Los insecticidas naturales o caseros, tales como agua y jabón, aceite mineral o alcohol pueden ser efectivos para algunos tipos de plagas. Los insecticidas químicos, incluyendo aquellos que contienen piretrinas, sustancias naturales derivadas de las margaritas, también son eficaces. Los destilados del petróleo y otros compuestos químicos hechos por el hombre son excepcionalmente eficaces en una amplia gama de plagas, pero pueden dañar las raicillas tiernas y plantas sensibles.

Cómo combatir plagas en las plantas

Cuando se utiliza en conjunción el conocimiento y varias opciones de tratamiento, las medidas preventivas pueden reducir drásticamente la aparición de plagas en las plantas de tu casa. Los métodos incluyen la eliminación de plantas muy infestadas, mantener la humedad adecuada del suelo e inspeccionar regularmente las plantas de interior. La tierra demasiado húmeda, por ejemplo, atraerá a las cochinillas, así como a las bacterias nocivas. La inspección cuidadosa de los tallos y las hojas, incluyendo la parte inferior de las hojas, a menudo se traducirá en la búsqueda de parásitos visibles o la observación de signos de pequeñas plagas. Lavar las plantas y mantener las manos limpias al pasar de una planta a otra también evitará muchas plagas y enfermedades antes de que tengan la oportunidad de causar daño.